DE 40 A 60 AÑOS

A estas edades la piel de la cara muestra siempre signos claros del envejecimiento.

El proceso del envejecimiento sigue acelerándose progresivamente, especialmente en las mujeres después de la menopausia por la falta de estrógenos:

  • Arrugas en la frente, entrecejo, subpalpebrales y patas de gallo.
  • Flacidez en las mejillas, cuello y brazos.
  • Surco nasogeniano que empieza a marcarse.
  • Líneas de marioneta o amargura.

Entre los 40 y los 60 perderemos un 20%-25% del volumen de la cara, unos 40 o 50 ml o cm3 de colágeno, agua, ácido hialurónico y grasa subcutánea.

Tratamientos recomendados