942 047 035 | contacto@santanderma.com  

Radiofrecuencia en Santander

///Radiofrecuencia en Santander
Radiofrecuencia en Santander 2018-04-09T17:56:39+00:00

Tratamiento de radiofrecuencia facial y corporal

Radiofrecuencia Santander

La radiofrecuencia es un tratamiento basado en la aplicación de electricidad en forma de ondas electromagnéticas de corriente alterna y de alta frecuencia sobre la piel y tejidos subcutáneos. Ésto causa movimientos moleculares que provocan un calentamiento controlado en diferentes capas. El calor debe ser más intenso en hipodermis y dermis y lo menor posible en la epidermis, para no provocar quemaduras.

Es un procedimiento indoloro, el paciente siente sensación de calor agradable en la zona tratada.

El efecto inmediato de la aplicación de la radiofrecuencia es la retracción del colágeno. Después de varias sesiones sucesivas conseguimos la reestructuración del colágeno profundo y la formación de nuevas fibras que sustituyen a las ya envejecidas, proporcionando una mayor elasticidad de los tejidos y obteniéndose una piel más tersa y, como consecuencia, la reducción de las arrugas y flacidez cutánea. También reducimos la grasa superficial.

Ventajas de realizar en la clínica Santanderma su tratamiento de radiofrecuencia:

El tratamiento de radiofrecuencia requiere de profesionales expertos y cualificados para ofrecer los mejores resultados posibles y minimizar riesgos.

En la clínica Santanderma todos los tratamientos son realizados por el Dr. Millán, médico especialista dermatólogo, o por una enfermera supervisada por éste.

Como expertos en piel, contamos con la mejor formación para valorar cada caso y aplicar la solución más adecuada.

En Clínica Santanderma tenemos uno de los mejores aparatos de radiofrecuencia, tiene una potencia de 350 vátios y es el único capaz de emitir en 3 radiofrecuencias al mismo tiempo (o 2 o sólo 1), lo cual aumenta mucho su eficacia y disminuye el tiempo de tratamiento. Esta triple radiofrecuencia emite en 0,8 (calentamiento profundo), 1,7 (intermedio) y 2,45 (superficial) MHz. Así nos permite enfocar el objetivo de nuestro tratamiento a diferentes niveles de profundidad.

Además usamos la radiofrecuencia en modo monopolar capacitivo cuando queremos calentar más los tejidos ricos en agua, como la piel y los músculos produciendo más efecto de tensado y el modo monopolar resistivo cuando queremos calentar y fundir la grasa, ligamentos y huesos, efecto lipolítico y antiálgico.

El modo bipolar y multipolar lo usamos cuando queremos una aplicación a nivel más superficial, principalmente en la cara. En el cuerpo por el contrario usamos más los modos monopolares y ondas de radiofrecuencia bajas.

También podemos programar una temperatura de corte, lo que significa que el aparato mide continuamente la temperatura a la que está el tejido y si llega a la temperatura de corte programada deja de emitir, volviendo a hacerlo si vuelve a bajar de esta temperatura.

De esta forma nos permite realizar tratamientos completamente seguros, no se producen quemaduras ni arcos eléctricos, y el paciente no sufre molestias.

El aparato también mide la impedancia y nos avisa de la progresión del tratamiento con señales sonoras.

Tenemos 5 tipos de aplicadores: unos sólo de radiofrecuencia normal, otros que la combinan con succión por vacuumterapia y otro de radiofrecuencia fraccionada. 2 pequeños de aplicación facial, 1 de tamaño medio para zonas medianas como el interior de los brazos y 2 grandes para aplicación corporal.

En la clínica Santanderma contamos con láseres de última tecnología y ofrecemos una amplia variedad de tratamientos dermato-estéticos que podrían completar su tratamiento de radiofrecuencia en caso de que nos lo solicite y fuera recomendable para su caso.

Algunos de los tratamientos que combinamos con mayor frecuencia para potenciar los resultados de la radiofrecuencia son la mesoterapia, la carboxiterapia y el led-láser frío.

Tenemos una amplia experiencia y contamos con tecnología de última generación para tratamientos de radiofrecuencia fraccionada.

Visite la página de información sobre radiofrecuencia fraccionada en nuestro sitio web para obtener más información.

Venga a nuestra clínica dermato-estética, ubicada en pleno centro de Santander, le indicaremos cuál puede ser el mejor tratamiento para usted y le daremos su presupuesto.

Esta primera visita es gratuita y no supone ningún tipo de compromiso por su parte.

Apostamos por tratamientos aplicados por profesionales altamente cualificados y expertos en radiofrecuencia, tecnología de última generación y una buena relación calidad / precio.

Principales beneficios, indicaciones y contraindicaciones de la radiofrecuencia:

Los principales beneficios del tratamiento de radiofrecuencia facial y corporal son muy variados:

  • Procedimiento no invasivo, agradable e indoloro.
  • Mejora con eficacia la laxitud y flacidez de la piel tanto facial como corporal.
  • Disminuye depósitos de grasa subcutánea de forma gradual.
  • Mejora la celulitis, estrías y cicatrices.
  • El paciente podrá retomar de forma inmediata su actividad social y laboral sin contratiempos.
  • Se puede aplicar a todo tipo de piel, incluso bronceada.
  • Puede tomar el sol.
  • No daña la epidermis (capa más superficial de la piel); solo genera un intenso calor en la capa media de la dermis y en la grasa subcutánea, provocando de esta forma contracción de las fibras de colágeno, que permite así elevación de tejidos flácidos y/o caídos.
  • Celulitis.
  • Flacidez ligera de la piel en cualquier parte del cuerpo. Localizaciones principales:
    o Cara, principalmente zona periocular y mandibular.
    o Cuello.
    o Parte interna de los brazos y los muslos.
    o Abdomen y glúteos.
  • Arruguitas.
  • Lipolisis, eliminación de grasa subcutánea corporal.
  • Embarazo y lactancia.
  • Epilepsia.
  • Cardiopatías.
  • Uso de marcapasos.
  • Prótesis metálica.
  • Obesidad mórbida.

Efectos de la radiofrecuencia y resultados

  • Calentamiento del tejido.
  • Cambios en las polaridades de las membranas celulares.
  • La formación de nuevas fibras de colágeno y elastina por migración y activación de los fibroblastos. Renovación cutánea.
  • Tensado y firmeza de la piel que perdura.
  • Aumento del drenaje linfático.
  • Eliminación de grasa subcutánea por el calor generado por su mayor resistencia a la electricidad y el aumento de su metabolismo.
  • Aumento de la circulación sanguínea de la piel y el tejido subcutáneo.

El resultado conjunto es una piel más tersa y luminosa y la reducción de las arrugas y la flacidez. La sensación de tirantez es inmediata.

Los efectos se logran habitualmente a partir de los 2 meses de tratamiento de forma gradual, y mejoran en los siguientes, aunque esto dependerá del estado y capacidad de generar colágeno de cada paciente. Los resultados permanecen durante años.

Necesitamos realizar entre 5 y 20 sesiones, a razón de 1 o 2 sesiones por semana o como mínimo quincenalmente, en función de la situación concreta a tratar. Luego podemos realizar algunas sesiones de mantenimiento después de unos meses o anuales.

Radiofrecuencia corporal Santander
Radiofrecuencia facial y corporal

Radiofrecuencia en Santander | Procedimiento

En primer lugar aplicamos un gel frío sobre la región a tratar, para transmitir mejor las ondas y proteger la epidermis.

Programamos el aparato y comenzamos su aplicación con un cabezal emisor de radiofrecuencia que apoyamos y vamos moviendo en las direcciones convenientes sobre la piel de la zona a tratar. Algunos cabezales tienen un sistema que enfría la punta del transductor disminuyendo así la sensación de calor del paciente.

Gradualmente se va calentando el tejido hasta una temperatura óptima eficaz que es de 40-42 grados en su superficie exterior, la cual corresponde a unos 50 a 65 grados en profundidad, después la mantenemos durante 10 o 20 minutos con cada tipo de radiofrecuencia (como explicamos antes emitimos 3 tipos que pueden hacer su efecto más o menos profundo), en total suman un período de 20 a 40 minutos. El paciente experimenta una sensación de calor agradable.

La razón por la que aplicamos calor subcutáneo mantenido es conseguir la disminución de los depósitos grasos y la tensión y el levantamiento de la piel mediante el catabolismo graso, acortamiento, ordenamiento y creación de nuevas fibras de colágeno y elastina por estimulación de los fibroblastos.

Al terminar cada sesión de radiofrecuencia la piel se ruborize durante unos minutos y podemos apreciarla tensa y brillante.

Se trata de una técnica de efectos progresivos y acumulativos, muy segura y efectiva, aunque relativamente lenta para alcanzar unos resultados permanentes, por lo que necesitamos realizar al menos 5 sesiones en la cara y 10 en el cuerpo.

Tipos de radiofrecuencia

Hay un polo emisor pequeño, que es el que se aplica sobre la zona a tratar, y otro polo grande de retorno pasivo que se sitúa en una zona del cuerpo alejada de la zona tratada. El cabezal del polo emisor está hecho de un material parcialmente aislante y no transmite completamente las ondas. Buena para tratar cuerpo y cara y calentar dermis y músculos.

Igual que la Radiofrecuencia Capacitativa pero el cabezal del polo emisor está hecho de un metal no aislante que sí transmite completamente las ondas. Buena para tratar cuerpo y calentar la grasa, tendones y huesos.

El polo emisor y el receptor de la radiofrecuencia están en el mismo manípulo de aplicación del tratamiento. Por eso la transmisión eléctrica es más superficial. Muy usada en tratamientos faciales y tensores.

Sólo tiene polo emisor, no hay receptor. Trabaja con corrientes alternas muy altas y funciona por otro mecanismo que produce la rotación de los átomos de hidrógeno del agua de los tejidos para así calentarlos. Por ello su acción es muy superficial y buena para tratar la cara.

La radiofrecuencia se emite por agujas que se introducen en la piel que deseamos tratar. Es muy efectiva para tratar flacidez, cicatrices, poros y estrías en zonas delicadas como la cara y zona genital.

Hay 2 tipos:

  • Bipolar: la más frecuente, en ella unas agujas son emisoras y otras receptoras. Puede ser a su vez con agujas libres o recubiertas en su base.
  • Monopolar: Es una aguja emisora y hay una placa receptora grande a distancia de la primera. Muy útil para tratar acné activo, nódulos y lesiones profundas.

Visite la página de información sobre radiofrecuencia fraccionada en nuestro sitio web para obtener más información.

Tipos de radiofrecuencia

Clínica Santanderma | Su centro de radiofrecuencia en Santander

IR A PÁGINA DE INICIO
OTROS TRATAMIENTOS
TECNOLOGÍA