942 047 035 | contacto@santanderma.com  

Carboxiterapia

Carboxiterapia 2017-05-06T15:32:15+00:00

¿Qué es?

Consiste en la infiltración del gas Dióxido de Carbono (CO2) por vía subcutánea en los tejidos a tratar. EL CO2 es un gas componente del aire en un 0,035% y también es producido por nuestro catabolismo celular. Lo intercambiamos por oxígeno mediante la respiración celular y pulmonar.

MECANISMO DE ACCIÓN

Al infiltrar CO2 en los tejidos subcutáneos se causa el efecto paradójico de aumento de su oxigenación. Ésto es debido a que nuestro organismo capta que hay un exceso de CO2 y reacciona aumentando el riego y el intercambio gaseoso, por vasodilatación, aportando así más oxígeno. La grasa es destruida por combustión metabólica aeróbica y también por la misma presión física del gas. Por otra parte, el fibroblasto es estimulado a producir más colágeno y fibras elásticas. Lo cual también conlleva a una disminución de los depósitos grasos y una renovación cutánea con efecto reafirmante.

Cuando infiltramos el CO2 en forma de gas se produce una hiperdistensión del tejido subcutáneo y se libera bradiquina, serotonina, histamina y catecolaminas, que estimulan a los receptores beta-adrenergicos y causan Lipolisis (destrucción de las células grasas).
El CO2 se difunde fácilmente hacia los tejidos adyacentes desde el sitio de la inyección. Su introducción bajo la piel se completa con un movimiento de masaje manual, que ayuda a distribuir el anhídrido carbónico y lo hace circular.

La hemoglobina capta el CO2 y cede el oxígeno a los tejidos. Ese O2 es usado para reacciones metabólicas y produce la combustión de las grasas.

INDICACIONES PRINCIPALES

Aplicamos la carboxiterapia en cualquier región cutánea, tanto del rostro como del cuerpo.

RESULTADOS Y BENEFICIOS

a) Parte de los resultados se observan de inmediato: la textura del tejido mejora, la piel se vuelve más lisa y disminuye su grosor. Mejora la celulitis y la circulación sanguínea.

b) Los resultados completos se observan a partir de unas 3 sesiones: La piel se siente más suave y luce más luminosa. Las líneas de expresión se atenúan…

  • Mejora la elasticidad de la piel.
  • Mejora la circulación.
  • Estimula la reparación de colágeno.
  • Mejora la apariencia de las líneas finas y las arrugas, logramos una piel más joven y tersa.
  • Destruye los depósitos de grasa localizados.
  • Estimula la oxigenación del cuerpo.

La técnica es muy sencilla. La inyección de Dióxido de Carbono (CO2) se realiza a través de un equipo especialmente diseñado, que permite controlar la velocidad de flujo, el tiempo de inyección y monitorizar la dosis administrada. Se aplican varias inyecciones con una aguja de diámetro 30G.

Para finalizar la sesión se realiza un masaje manual que ayuda a distribuir el anhídrido carbónico y hacerlo circular.

No presenta efectos secundarios, salvo un ligero y fugaz escozor y un leve enrojecimiento en la zona de aplicación, que perdura unos minutos debido al aumento del riego.

El número de sesiones es variable (entre 5 y 20), 1 ó 2 veces por semana.

Una vez finalizada la sesión el paciente puede incorporarse a sus actividades de la vida cotidiana.

CONTRAINDICACIONES

  • Insuficiencia cardíaca.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Insuficiencia hepática.
  • Insuficiencia renal.
  • Anemia severa.
  • Cáncer generalizado.
  • Embarazadas.
Consúltenos